«Han sido dos semanas intensas y llenas de emoción.

Voluntaria participando proyecto de niños en Perú

Desde el primer día en la escuela me sentí muy acogida tanto por los niños como por los demás profes. 
Un trocito de mí se queda en la escuela, sin duda. Han sido días felices, y he conocido otra forma de vivir y educar. Me llevo las sonrisas de mis niños y un montón de momentos que han hecho de ésta una experiencia única»