Somos Fran y Montse, dos españoles del norte, de 59 y 53 años, que volvemos encantados con lo vivido y sentido en Guatemala, en el proyecto en el que colaboramos poquito tiempo pero muy muy intenso.

Antes de ir surgieron un montón de dudas y “miedos” que se disiparon a medida que fuimos preparando el viaje con ONGVoluntariado y desde el primer momento que llegamos allí, con la presencia amable del coordinador, Gerson y pocas horas después, con todos los miembros de la familia con la que convivimos, que nos cuidó genial  y que valoramos enormemente al darnos la oportunidad de vivenciar las costumbres guatemaltecas

Ir cada mañana con los niños al proyecto era una ilusión, fluíamos con lo que surgía y se necesitaba cada día así que desarrollamos diferentes tareas, todas súper satisfactorias sabiendo que aportamos un pequeño granito de arena en las vidas de los peques y ellos en las nuestras, al igual que las personas al frente de ese proyecto.

Nos llevamos… muchas emociones, vivencias, sonrisas, conversaciones, superación, aprendizaje, cultura, entusiasmo, amabilidad de sus gentes…….y….ganas de volver enseguida.

Gracias a todos por hacer posible esta ilusión que vibraba en nosotros hacia años.