Bueno yo me llamo Ico, soy de España, de un pueblecito que se llama Ibi que está por la costa, en Alicante y me animé a hacer un voluntariado por que siempre me ha gustado ayudar a las personas y sentía que tenía que ser especial porque este es mi primer voluntariado y quería venir aquí a Perú porque siempre me ha gustado mucho su cultura.

Entonces vine enseguida, los primeros días son de adaptación pero incluso el primer día ya los niños y las niñas son super atentos, te ayudan en todo, al momento te pillan cariño y tu a ellos. Yo llevo 11 días y siento que los voy a extrañar mucho cuando me vaya, incluso el segundo día lloré de solo imaginarme cuando me fuera.
La verdad que es genial, la comida, los parajes, el poder trabajar con ellos… Porque te enseñan muchísimo, yo creo que te enseñan más los niños y las niñas a ti que tu misma. En este caso es increíble porque vienes aquí a ayudar y te enseñan más .
Y muy bien, la verdad el cambio horario quizá es lo que más me afecta pero por lo demás super bien, super a gusto, estoy feliz y sin lugar a dudas seguro que volvería a repetir una experiencia como esta.