Email: info@ongvoluntariado.org
Telf y Whatssap +34 695686817
  Contáctanos
                  English



Testimonios   Testimonio Jéssica

Jéssica: "Es muy difícil para mí poder resumir en unas líneas todo lo vivido durante un mes en Perú. Podría resumirlo con la palabra AÑAY (gracias en Quechua).
Pero empezaré por el principio.
Hacer un voluntariado internacional, algo que toda la vida había soñado y jamás me había atrevido hacer. Siempre buscaba excusas absurdas para posponer mi idea. Sabía que era lo que deseaba pero nunca me había escuchado tanto como empecé hacerlo hace unos meses atrás. Supongo que la crisis de los 30, y las circunstancias de la vida. Pero qué bueno, porque me escuché y me lancé!
 
Y si me estás leyendo...es porque estás igual que yo hace dos meses, con muchas dudas pero con la curiosidad, investigando destinos, ongs de enlace, mirando testimonios de otros compañeros. Pues si me permites un consejo...NO lo dudes más!! Hazlo!! Escúchate, permítete y da el paso!! Porque valiente es aquel que a pesar de tener miedo lo hace. Créeme será una de las mejores experiencias de tú vida, sin duda. 
 
Retomando, un día encontré por Internet la web de ONGVoluntariado. Yo soy una persona de las que se deja llevar por lo que percibo y no quise seguir mirando más. Sentí que había encontrado lo que necesitaba.Y efectivamente, fue la mejor. 
Contacté con el equipo de ONGVoluntariado, de quién obtuve respuesta inmediata. Entonces sólo sabía que quería marcharme a un mes vista, tenía el tiempo justo y muchos miedo y dudas que resolver. 
Después del primer skype, y de intercambiar varios emails poco a poco fui encaminando el país de destino y proyecto. Pienso que es una suerte que desde ONGVoluntariado nos acompañen durante todo el proceso, desde que contactamos con ellos, hasta que estas en terreno y tú voluntariado finaliza una vez llegas a España. Para mí ha sido una seguridad. Al fin y al cabo me iba a un lugar desconocido, sola, iba a convivir en casa de una familia que no conocía. Y saber que ellos estaban detrás me daba tranquilidad. En mi caso la persona de enlace fue Mario, y te doy las gracias por todo.
 
Ahora me queda hablar de la experiencia. Una experiencia que me ha llenado el alma. Estando allá cada día me despertaba feliz, ilusionada, me sentía completa con lo que hacía.
Quitando el mal de altura de los dos primeros días, ha sido un mes perfecto. En el que me he enfrentado a mí misma, me he superado, he conocido cosas de mí que no sabía, he viajado sola, he conocido lugares y personas increíbles, he podido hacer turismo, he conocido una cultura nueva, me he sentido como en casa con una familia maravillosa a la que quiero y he hecho mía y además me he enamorado. Me he enamorado a diario del proyecto tan bonito en el que he colaborado. Una casa de acogida de mamás adolescentes y sus bebés situada en Cusco. Proyecto donde me acogieron muy bien desde el principio.  
Como voluntaria he podido acompañarles durante un mes (y lo haría durante toda la vida), he podido compartir con ellos momentos muy bonitos, hemos cocinado y comido juntas, he apoyado en el taller de costura, en guardería, hemos ido al dentista, al hospital y a la posta, hemos reido, jugado, bailado, nos hemos dado cariño, pero sobre todo he aprendido muchísimo. 
Parte de mí corazoncito se ha quedado para siempre en el proyecto. Ya que es admiración y un amor profundo lo que siento por esas niñas-mamás tan valientes y sus pequeños. 
No puedo olvidarme de nombrar que Cusco es una ciudad preciosa, con mucho encanto. Donde puedes encontrar todo lo que quieras y en mi caso no he sentido peligro en ningún momento.
 
Para acabar sólo puedo dar las gracias a todo el equipo de ONGVoluntariado que hacen posible que muchos de nosotros podamos irnos a colaborar a proyectos muy interesantes alrededor del mundo. Gracias Mario por hacerlo tan fácil. Gracias a todo el equipo del proyecto. Gracias a las mamás y a sus bebés. Gracias a la familia(los anfitriones de la casa) por acogerme de la manera en que lo hicieron, por lo sencillo y por lo vivido juntos. Gracias a las demás voluntarias con las que coincidí en el camino, sobre todo a mis pequeñas Jana, Lupe y Laura.
Un abrazo de corazón. 
 
Añay Perú! 
 
Jessica
 
"Mucha gente pequeña en lugares pequeños haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo"
 
           




USO DE COOKIES USO DE COOKIES Nota: Nuestro sitio web usa cookies. Obtenga más información aquí en nuestra política de cookies Acepto