«Una experiencia inolvidable, cuando estaba de camino en el avión no podía evitar pensar en si había hecho bien o no y no podía evitar tener dudas sobre si no había sido una locura irme sola hasta allí. Pero una vez ya en el proyecto sentí que iba a ser una de estas vivencias que se te guardan en el corazón. Es difícil de resumir todo lo vivido, pero el poder tener la oportunidad de salvar la vida a esos bebés tortugas y ver a las enormes mamás no se puede explicar con palabras, hay que vivirlo. Poder contribuir ayudando a la limpieza de la playa y el reciclaje de toda la basura recogida además de otras actividades te llena de satisfacción. Solo añadir que ha sido una experiencia totalmente recomendable y que no olvidaré nunca todo lo vivido».

 

  ONGVoluntariado-testimonio-voluntario-voluntariado-internacionalONGVoluntariado-testimonio-voluntario-voluntariado-internacional