«Cuando pienso en escribir para contar mi experiencia en el proyecto ambiental de Costa Rica, se me vienen mil cosas a la cabeza, pero creo, que lo que mejor definiría esta vivencia, es la sensación de estar en una rutina inesperada, donde sabes lo que hay que hacer pero no lo que va a pasar.

El primer día todo parece una locura, vegetación y animales por todas partes, casi el ser humano se coloca en un segundo plano. Coger varios transportes y subirte en una barca que cada vez más y más se adentra en la selva para acabar en la inmensidad de la desembocadura de un río, hacia el mar caribe, es algo que impresiona y que se te queda guardado en la retina.Ya mimetizado con el entorno y con las personas del proyecto y del lugar, pierden casi por completo la noción del tiempo y parece que sin darte cuenta, los días pasan sin más preocupación que las tortugas.

ONGVoluntariado-testimonio-voluntario-voluntariado-internacionalPor mi profesión, muchas veces me pregunto como hago para que las personas cambien su percepción de la naturaleza y que entienda que si la dañan nos dañamos a nosotras mismas. Costa Rica tiene la respuesta, hay que vivirla, hay que vivirla con pureza, caminar por la playa y que tus pasos brillen, tocar el caparazón de una tortuga y que reluzca como tus pasos, caminar bajo la lluvia, escuchar la inmensidad de la selva y el rugido de la tormenta en el mar, respirar aire puro y enfadarte porque esa esfera casi mágica, se rompe con los plásticos que llegan a la playa, son sensaciones que despiertan conciencias. Pacuare es Pura Vida.

Si me preguntarán  si volvería o que si recomiendo ir, mi respuesta seria un rotundo sí, siempre y cuando estés dispuesto a lo inesperado, a lo humilde y agradecido de estar en un entorno apenas modificado por el ser humano y te muestres dispuesta a sorprenderte por cada pequeño detalle.

Después de pasar por este proyecto la frase del escritor argentino Julio Cortaza en su libro Rayuela cobrara mas sentido si cabe».

“Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos»